Visión

 

El ejercicio de la visión tiene mucho que ver con la dirección que das a tu cuerpo. Verás, donde llevas tu vista tiendes a llevar tu cabeza. Haz la prueba: intenta llevar tu vista hacia algún lugar sin que tu cabeza tienda a tomar esa orientación…

Ahora, si todo el tiempo estamos utilizando esta capacidad, hemos de poner más atención al modo en que lo hacemos. Si te pregunto ¿puedes entrar y salir del modo de “vista panorámica” a voluntad? y esta pregunta te causa conflicto, te hago otra más: ¿qué relación existe entre el modo en que usas tu visión y la tensión de tu cuerpo en general?

Ahora una propuesta. En vez de pensar en “entrar al modo de vista panorámica” solo piensa en llevar tu atención, sin mirar directamente, a las cuatro esquinas superiores de la habitación en que te encuentras. Ahora dime ¿qué ha sucedido en tu visual?, ¿puedes captar alguna relación entre tu visión, la tensión de tu cuello  y la de tu cuerpo en general?

Envía tus preguntas y comentarios a molivaresvera@gmail.com.