Reflexiones sobre el avance del trabajo Alexander en el medio musical chileno

El presente artículo es una reflexión personal, y comprende el período comprendido entre los años 2009 y 2016, que es el tiempo en que se concretaron los primeros trabajos relacionados a la Técnica Alexander que alcanzaron renombre en la comunidad musical chilena. El artículo se escribe desde el punto de vista de quien impulsó estos primeros avances, y desarrolló todo lo básico para la existencia de una comunidad Alexander en Santiago de Chile.

Si bien en Chile se cuenta con profesores de la Técnica Alexander desde los años 80, ésta no fue conocida en el ámbito musical a gran escala debido, entre otras cosas, a que los profesores que se encontraban en el país durante esos años pertenecían a otras áreas de desempeño (danza). Otra razón es que la materia era casi absolutamente desconocida, y que, muchas veces, al oír comentarios sobre esta, las personas suelen asociarla a priori con otras prácticas (yoga, por ejemplo), distanciándose casi inmediatamente de toda posibilidad de enterarse de qué se trata, y aún más de ingresar a clases.

También es necesario mencionar un aspecto singular que se manifiesta como un obstáculo natural en el aprendizaje de la Técnica Alexander, y es que este proceso nos confronta con un paradigma que se vuelve más y más notorio, ya que representa un cambio profundo del hombre en relación con su ambiente, su cultura, las tendencias sociales, y nos presenta una dualidad difícil de integrar: la velocidad del mundo en relación a nuestro proceso de cambio. Alumnos que asisten a una clase de Técnica Alexander experimentan maravillosos efectos en su coordinación, asociados a sensaciones muy agradables, y a un estado de armonía general que, necesariamente, es puesto a prueba una y otra vez a la hora de volver a las actividades cotidianas. La tendencia a reaccionar en forma habitual ha gobernado nuestro funcionamiento por un tiempo demasiado largo, y la velocidad de manifestación de los fenómenos y actividades cotidianas nos confronta con este cambio en nuestro sistema operativo. Esto puede producir la impresión de que la Técnica Alexander es difícil de aprender, pero tal fenómeno no refleja la duración del proceso de aprendizaje ni otras cualidades de este, como la percepción de la dificultad que puede presentarse realmente en el trabajo. Así, algunos alumnos ven enormes cambios con solo algunas lecciones, y otros pueden tomar más tiempo. Lo aprendido en clases será refinado en forma constante por el solo hecho de vivir en cada individuo.

Otros factores que han dificultado el avance de la Técnica Alexander en el medio musical chileno han sido las ineludibles circunstancias económicas de la mayoría, y paradigmas que se encuentran enraizados en la cultura de nuestro país, en parte causa y en parte efecto, de la situación general. En Chile, por ilustrar uno de estos problemas, existía un gran desconocimiento de la importancia estratégica de invertir recursos en la integración de los descubrimientos realizados por Frederick Matthías Alexander al sistema educativo en general. Nadie consideraba los efectos en que la forma de uso de sí mismo de un individuo afecta su calidad de vida y su desempeño. Ningún empleador pensaba en esto, ningún médico pensaba en esto más que en un breve anhelo de vivir en un mundo ideal.

El avance de esta materia en el mundo de la música profesional se produjo, entonces, de un modo que logró enrolar a prestigiosos miembros de la comunidad musical. Éstos a su vez, hablaron de sus beneficios, participaron en entrevistas, y/o simplemente, fue notorio cierto cambio, cierta nueva liviandad, y nueva potencia que adquirieron sus poderes personales sobre el escenario. Todo suscitó preguntas, comentarios sociales, nuevas tribunas para agentes de difusión, alumnos premiados en certámenes de interpretación musical estrechamente relacionados con la práctica de la Técnica Alexander, y otros alumnos que llevaron noticias a los diferentes ámbitos de la actividad musical, creando un interés que preparó el momento presente, en el que hay un entendimiento mayor sobre la necesidad de integrar estos conocimientos a todo nivel.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s